Loading...
Estás aquí:  Home  >  Entorno económico  >  Artículo actual

Desaceleración económica: lo que anticipan analistas para México en 2019

Por   /  30 enero, 2019  /  Sin comentarios

    Print       Email

La actividad económica a menor ritmo ante la incertidumbre externa y el cambio de gobierno.

Por Larisa Salazar

DESACELERACIÓN EN MÉXICO: En la misma tendencia que el resto del mundo, la economía mexicana comenzó 2019 con indicios de desaceleración económica, consecuencia de un entorno global de menor ritmo de crecimiento.

En conferencia de prensa a mediados de enero pasado, Fernando López Macari, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), señaló que, además, la desaceleración que acompaña este inicio de sexenio es una “curva de aprendizaje natural” en cada cambio de gobierno.

“Vemos una desaceleración desde finales de 2018 y que seguirá en estos primeros meses del año debido a que algunos inversionistas esperan a que se definan algunas reglas fiscales y de política económica del nuevo gobierno”, añadió en entrevista.

De acuerdo con el Indicador IMEF —que mide el clima empresarial—, la economía mexicana mostró una desaceleración desde 2018, evidenciada en el sector manufacturero, que quedó en 49.3 puntos. El intervalo del indicador adelantado del IMEF evalúa esa actividad en un intervalo del cero al 100, donde 50 a más puntos indica que la economía se encuentra en una zona de expansión, y menor a los 50 significa que se ubica en una zona de contracción.

López Macari estimó que en 2019, al tratarse de un año de transición, “podemos esperar un crecimiento por debajo del 2% del PIB”.

EL ESCENARIO ECONÓMICO GLOBAL: Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico de Grupo Financiero Ve por Más (BX+), detalla que este año no sólo hay incertidumbre interna, pues el escenario global también hará presión en las principales economías, en particular la de EU, que puede traducirse en un menor dinamismo para el sector manufacturero mexicano: “Vemos otro año con muchos factores de incertidumbre en términos globales; por ejemplo: la elección del Parlamento Europeo, y la disputa comercial entre Estados Unidos y China, que puede dar como resultado un menor dinamismo comercial”.

Todo ese entorno, reitera el analista, contribuye a que los inversionistas se mantengan a la expectativa de qué pueda suceder con esos factores externos aunados a la política interna de México.

Si bien el año que inicia pinta un escenario complejo para la economía mexicana, Saldaña confía en que el consumo privado puede mantener un buen desempeño a lo largo del año. “El consumo privado, principal componente del PIB, seguirá creciendo aunque a menor ritmo comparado con años anteriores”, específica.

Por su parte, López Macari apunta que, tal como lo refleja la confianza del consumidor que mide el Inegi, el optimismo entre los mexicanos podría impulsar el consumo privado.

“Esperamos que en 2019 ese optimismo se traduzca en la cartera, porque una cosa es la percepción y otra la realidad”, recalca el presidente del IMEF.

EN POS DE LA CONFIANZA

Alejandro Saldaña considera que uno de los principales retos que enfrentará la actual administración se trata de recuperar la confianza del sector privado para impulsar la inversión.

Si bien el gobierno encabezado por López Obrador plantea inversiones en proyectos de infraestructura como el Tren Maya, con un gasto gubernamental menor y sin la participación del sector privado, la inversión puede ser un riesgo a la baja para el crecimiento del país.

CON INFORMACIÓN DE REVISTA IMEF.

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte...

La economía en EU a finales de mayo y factores que incidirán en el PIB 2019 de México

Leer más →